Por Armando Saavedra

MILLÓN Y MEDIO DE EMBUTE A LOS DIPUTADOS

No cabe duda que en este mundo no hay nada oculto, lo anterior viene a cuento porque el congreso del estado está a solo esta semana de terminar su periodo legislativo y precisamente en esta semana, debería de aprobar el decreto en el que se le autoriza al presidente municipal de Morelia ALFONSO MARTÍNEZ ALCÁZAR, la contratación de un crédito por 42 millones de pesos para garantizar el pago de tres mensualidades a la empresa que renovará el alumbrado público de Morelia.

Fuentes verdaderamente confiables de este escribidor, han señalado que el edil moreliano, en su afán de lograr tal aprobación, está ofreciendo de 1.5 millones de pesos hasta los 3 millones a algunos diputados, en el número necesario para lograr los 21 votos que se requieren en la sesión respectiva, en la que se ponga a consideración del pleno su iniciativa de decreto.

¿PORQUÉ EL EMBUTE?

En efecto, la pregunta inmediata es ¿Por qué el presidente municipal de Morelia, ofrece tal embute a los diputados para que le aprueben su decreto? La respuesta es muy simple, se trata de un “negocito” de 1680 millones de pesos en el proyecto del nuevo alumbrado público de Morelia, de manera que invertir en la aprobación 40 o 50 millones de pesos, no es nada. ¿Se entendió?

Ahora, sí el tema se sube a la orden del día en esta semana y lo aprueban, a pesar de ser un atraco para los morelianos, será claro que los legisladores fueron vencidos por la tentación del dinero. Lo anterior habrá que recordarlo y tenerlo muy presente por aquellos diputados de la actual legislatura, que pretenden reelegirse.

EL ICATMI, UN DESASTRE: ISRAEL TENTORY GARCÍA

Vaya que no pasó mucho tiempo en que la propia autoridad desenmascaró a JUAN CARLOS BARRAGÁN VELEZ quien como director general del Instituto de Capacitación para el Trabajo de Michoacán, hizo un soberano desastre de esas institución, pues el actual director ISRAEL TENTORY GARCÍA, quien sin tapujos señaló: “que a su llegada en abril del 2016 al instituto, se encontraron con un desorden total, ya que había áreas que hacían mucho y otras que no hacían nada, además de las funciones de unos hechos por otros”

TENTORY GARCÍA abundó y dijo que en el ICATMI no encontró un programa de actualización y certificación de los instructores, de manera que “la oferta de capacitación en nuestro instituto en una parte importante es obsoleta, que no responde a las necesidades de desarrollo del estado, a la demanda sociedad y de los diferentes sectores”.

Y ya más relajado, el director general del ICATMI señaló: “estamos con muchas deficiencias que no ayudan a impartir una capacitación de calidad como debería de ser, los predios en donde están construidos la mayoría de los planteles en los diferentes municipios no estaban regularizados y eso nos afecta con la gestión y obtención de recursos”.

Y terminó diciendo: “la infraestructura está rebasada, la tecnología no es adecuada y en algunos casos no funciona para que puedan desarrollar bien el trabajo quienes ahí laboran.”, y de colofón externó: “en el aspecto financiero, el ICATMI cuenta con un déficit de 22 millones de pesos aproximadamente, por qué no había una planeación institucional, lo cual no permitía tener un rumbo claro del crecimiento o de una visión institucional.”

BARRAGÁN, REY DE LA SIMULACIÓN

Nadie puede dudar de las capacidades del señor JUAN CARLOS BARRAGÁN VÉLEZ como simulador, pues en esta columna denunciamos públicamente que BARRAGÁN expedía “certificados patito”, en septiembre del 2016, en esta columna demostramos que JUAN CARLOS BARRAGÁN violó la ley general de educación, al expedir documentos oficiales de acreditación que no están reconocidos en el RODAC, el Sistema Nacional de Emisión, Validación e Inscripción de Documentos Académicos de la Secretaría de Educación Pública y violó la normatividad vigente de la DGAIR, la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación, también, al igual que el RODAC, son dependencias de la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, responsables de acreditar y certificar conocimientos, habilidades, capacidades y destrezas adquiridos a través del Sistema Educativo Nacional, expidiendo en su caso, las constancias, certificados, diplomas, títulos o grados que procedan.

Los “alumnos” que recibieron tales “certificaciones”, se enfrentaron a un mercado de trabajo que los rechazó porque su “acreditación” era más chafa que un billete de a dos pesos, lo que los ha convertido en “capacitandos” irregulares sin una verdadera certificación oficial, pues los cursos de capacitación regulares que debió de ofrecer el ICATMI eran de 400 horas y BARRAGÁN VELEZ los redujo a 120 horas como máximo

Hoy, es el propio director general del ICATMI ISRAEL TENTORY GARCÍA, es el que se encarga de desenmascarar a su antecesor JUAN CARLOS BARRAGÁN y denuncia que no solo jugó con la capacitación de los alumnos, sino que dejó un problema financiero de al derredor de 22 millones de pesos, que es el 13% del presupuesto general de esa institución y concluyó reconociendo que la infraestructura está rebasada, la tecnología no es adecuada y en algunos casos no funciona para que puedan desarrollar bien el trabajo quienes ahí laboran.

ASÍ QUIERE SER CANDIDATO A PRESIDENTE MUNCIPAL

Lo anotado anteriormente, son el sustento de la pretendida aspiración del señor JUAN CARLOS BARRAGÁN VÉLEZ, de ser el candidato del Partido de la Revolución Democrática a la presidencia municipal de Morelia, quien ahora se publicita como director general del Telebachillerato, imagine usted, sí ese es su manera de actuar como director de una pequeña institución como el ICATMI, que sería como presidente municipal de Morelia. Hay se los dejo de tarea.

COMISIÓN DE PESCA, OTRA PIEDRA EN EL ZAPATO

En efecto, la Comisión de pesca del gobierno del estado, se ha convertido en otra piedra más en el zapato de la administración estatal, pues su titular LARISA MÉNDEZ BÉJAR atenida a la protección del presidente del congreso del estado, diputado PASCUAL SIGALA PÁEZ, hace y deshace en esa dependencia del gobierno estatal, el extremo que tiene en un predicamento a la administración, pues ha cazado un pleito con el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo.

Desde hace varias semanas, el STASPE está demandando la destitución de la señora LARISA MÉNDEZ BÉJAR, a quien acusan de malos tratos a los trabajadores, a más de desaparecer centros de trabajo de esa dirección, violando las “condiciones generales de trabajo” establecidas en el contrato colectivo de dicho sindicato con el gobierno estatal, empero, en lugar de buscar una conciliación con el sindicato, LARISA MÉDEZ ha endurecido el hostigamiento en contra de los trabajadores sindicalizados, al extremo que el dirigente sindical ANTONIO FERREYRA PIÑÓN informó que su organización endurecerá las medidas de presión, pues señala que el dialogo con el gobierno estatal está roto.

Sí bien es cierto que por un principio de autoridad el gobierno estatal no debe ceder a las pretensiones del sindicato, también lo es que debe de poner en orden a la directora y obligarla a negociar con el sindicato, de manera que no se ponga en peligro la operación de la dependencia ni mucho menos la operación de toda la estructura gubernamental del estado y más adelante remover a la funcionaria, pero el gobierno debe hacer algo ya, de lo contrario seremos los michoacano quienes paguemos los desatinos de la funcionaria, ante el riesgo de paralizar la operación del gobierno estatal.