Por Héctor Torres

La regidora Adela Alejandre Flores tomó protesta como presidenta del Comité Estatal de la organización campesina Trabajadores Unidos del Campo y la Ciudad, la cual tiene como objetivo principal bajar recursos de las dependencias para concretar proyectos que beneficien a sus afiliados.

ENCONTACTODIRECTO

Romualdo Ixpango Merino, presidente de esa organización campesina de alcance nacional, originario de Morelos, mencionó que el principal objetivo de esa asociación es gestionar proyectos productivos, pero también para mejorar las condiciones de vida de quienes la integran con apoyos para, por ejemplo, vivienda digna y material para construcción.

Son más de 200 programas a nivel nacional, dijo, que a veces “ni los conocemos” y que pueden aprovecharse para beneficio de los campesinos tanto del campo como de la ciudad.

Señaló que a nivel nacional, como organización campesina, se reúnen con secretarios de Estado para mencionarles sobre los proyectos que tienen en las entidades del país para que sean aprobados.

Tras mencionar que no son proclives a tomas o cierres de oficinas, subrayó que agotan el diálogo y buscan mesas de trabajo para tratar de resolver los asuntos para beneficio de sus afiliados, “nuestro lema es luchar por el bien común”.

Afirmó que TUCC no es una organización política ni tampoco pertenece a algún partido y lo único que les mueve es bajar recursos de las diferentes secretarías a fin de mejorar las condiciones de sus miembros.

Resaltó que en cada estado, esa organización tiene garantizado un proyecto por diez millones de pesos.