• Debe valorarse también subsidios a Estancias Infantiles
La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en la LXXIV Legislatura Local, Lucila Martínez Manríquez, celebró que el gobierno federal reconsiderará su determinación de quitar los subsidios a los refugios y Centros de Atención Externa; espacios que son fundamentales para la atención y apoyo de mujeres e hijos que viven en situación de violencia familiar.

Por lo que hizo un llamado a que, también el caso de las Estancias Infantiles, en apoyo de las madres trabajadores, se recapacite y no se vulneren los derechos de quienes requieren de estos servicios.

El derecho de las mujeres a vivir libre de violencia, resaltó, no debe ser violentado y es una obligación del Estado Mexicano de velar por bienestar y seguridad de todas.

“Es un tema de derechos humanos y de justicia, por lo que se deben fortalecer todas áreas que brinden una atención integral y especialidad a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad”, sostuvo la legisladora.

Por lo anterior, consideró positivo que se rectificará la postura de eliminar los apoyos a los refugios y Centros de Atención Externa, ya que nuestro país precisa continuar fortaleciendo las acciones que contribuyan a proteger y garantizar que los derechos de todas las mujeres estén a salvo y sobretodo una vida libre de violencia.

Lucila Martínez coincidió con las organizaciones del país, sobre que se requiere claridad sobre qué sucederán con los espacios operados por la sociedad civil para la atención de las víctimas de violencia y mañana en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer es la oportunidad precisa para que el Gobierno Federal refrende su compromiso con este sector.

La legisladora recalcó que, durante años, las mujeres han luchado de manera firme por sus derechos, por lo que no se debe retroceder en las conquistas que se han logrado a lo largo de la historia.

“El compromiso con las mujeres, las autoridades lo tienen que demostrar con hechos, más que con discursos, más aún cuando en la actual administración se han tomado decisiones equivocadas que atentan en contra del crecimiento y desarrollo de las mujeres, al retirar los apoyos a programas y áreas fundamentales para su desarrollo”, afirmó Lucila Martínez.

Dejó claro que su postura es a favor de la transparencia y del buen manejo de los recursos públicos, pero subrayó que toda acción para el combate de la corrupción no puede ni debe poner en riesgo la integridad, ni seguridad de las mujeres o sectores en vulnerabilidad de quienes requieren de la atención como la que se brinda en los refugios o en el caso de las guarderías.

El compromiso de todo gobierno, recalcó, “debe ser proteger sus derechos con toda la fuerza del Estado, no atentar en contra de los mismos; así como enfocar acciones para reconstruir el tejido e impulsar una cultura de respeto y construir las bases para garantizar la igualdad sustantiva y un país libre de violencia”.

Hizo un llamado a que también se reconsidere la postura de quitar los apoyo a las Estancias Infantiles que tienen en incertidumbre a miles de mujeres en el país, así como a destinar partidas extraordinarias a los programas que en apoyo a la mujer se quedaron sin presupuesto para el presente ejercicio fiscal.