Por Héctor Torres

Te dijeron que lo hiciste bien y te lo creíste Alfonso Martínez Alcázar. La realidad es que la mayoría de la ciudadanía desaprobó tu administración y por eso votó en tu contra. Tu gobierno fue una eterna letanía en contra de los partidos políticos y la gente sabe bien que tu origen está en uno de ellos. Esa farsa nunca se la creyó. También repites que le ganaste a los de siempre y tú formas parte de los de siempre y, ahora cuando ya te despides de la administración municipal, demuestras un comportamiento similar a los de siempre, dime qué caso tiene que gastes tanto dinero en publicitar tu imagen exaltando lo que, según tú, hiciste por Morelia. No crees que sería mejor que ese dinero que estas gastando inútilmente en publicidad sería mejor aplicarlo en apoyos a los morelianos que fueron afectados por la tromba que hace días afectó la zona del Quinceo. Eso sería mejor, pero, como ocurrió a los largo de tu administración, lamentablemente estás utilizando los recursos en banalidades; eso es la promoción de tu imagen, una banalidad, y gasto inútil sobre todo cuando falta menos de un mes, afortunadamente, para que te vayas.

Y cambiando de protagonista, vayamos ahora con el gobernador Silvano Aureoles Conejo quien, a poco más de un mes de las elecciones, sigue sangrando por la herida y se niega a aceptar que Andrés Manuel López Obrador es el contundente ganador de los comicios y, en consecuencia, será el próximo presidente de México aunque Aureoles Conejo se retuerza de coraje. Hay quienes piensan que la actitud de Aureoles Conejo hacia López Obrador traerá, para Michoacán, un escenario como el vivido en la relación Calderón-Godoy, yo no lo creo así porque entre Calderón y López Obrador hay una gran diferencia y la reconciliación es una de sus banderas. Lo que debe hacer Aureoles Conejo es centrarse en gobernar un estado que se le está cayendo por la inseguridad, y puesto que a Silvano Aureoles Conejo le gusta mucho los refranes ahí le dejo uno: el que no quiera ver fantasmas, que no salga de noche.

En su amplia discográfica  Paquita la del Barrio tiene un volumen que se llama “45 años cantando a los inútiles” y aquí, en Michoacán no se le ha cantado a los inútiles (legisladores y servidores públicos), pero si se ha tenido que aguantarlos y la lista es larga, muy larga y ahí le van parte de los más ilustres: Marco Polo Aguirre, Germán Ireta, Eduardo Orihuela Estefan, Adrián López Solís, Ernesto Núñez Aguilar, Cristóbal Arias Solís, Víctor Báez Ceja, Antonio Soto Sánchez, Alfonso Martínez Alcázar, Leonel Godoy Rangel, Enrique Zepeda Ontiveros, Yankel Benítez y Alberto Frutis Solís. Y que me perdone Paquita la del Barrio, pero en el sector femenino también hay buenos ejemplos de servidores públicos inútiles y ahí le van algunos, Xóchitl Gabriela Ruiz González Fabiola Alanís Sámano, Yarabí Ávila, Silvia Estrada Esquivel, Miriam Alarcón, Chela Andrade, Mary Carmen Bernal Martínez y Giulianna Bugarini Torres.

Lo malo de todo esto es que algunos y algunas, pese a que ya demostraron su ineficacia, increíblemente repiten.