Por: Fernando Pérez Chávez

Tarde el Trabajo Sucio de Martín García.

#Acusa a Roberto Pantoja de “aviador”#.

Líder de Morena Debe Aclarar Acusación.

A toro pasado el dirigente estatal del PRD, Martín García Avilés, denunció que Roberto Pantoja Arzola, líder de Morena en Michoacán, fue “aviador” de la Secretaría de Educación  en el Estado, para salir en defensa de su amo el gobernador perredista, Silvano Aureoles Conejo.

El gris dirigente perredista quiso quedar bien con el mandatario estatal, después de que el gobernador fue cuestionado por Roberto Pantoja sobre el nombramiento e imposición del Fiscal General “carnal”, para que Silvano Aureoles tenga impunidad, durante los próximos tres años que le faltan de gobierno.

Martín Avilés perdió la oportunidad de salir en defensa del gobernador perredista cuando fue atacado por el también coordinador federal y nuevo “virrey de Michoacán”, Roberto Pantoja, el cual anda ebrio de poder, después de que Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia de la república y de que nombrado en forma simbólica coordinador de delegaciones, pero parece que se acaba de enterar.

En su momento el gobernador Silvano Aureoles, molesto acuso también de aviador a Roberto Pantoja, pero reculó y expresó que desconocía si el dirigente estatal de Morena seguía de “aviador” y agregó que no podía coordinarse o atender a alguien que no existe, luego de que el dirigente morenista a cuestionado su estrategia de seguridad, las políticas públicas implementadas en su administración y la imposición del fiscal “carnal”.

Por otro lado, Martín García Avilés, es especialista en hacer el “trabajo sucio” como lo hizo cuando Aureoles Conejo fue el candidato a la gubernatura de Michoacán en el 2015, cuando derrotó a Ascensión Orihuela del PRI y a Luisa María Calderón del PAN y gracias a eso fue asesor del gobernador, titular de la secretaría de Pueblos Indígenas y impuesto dirigente estatal del PRD.

Finalmente el dirigente estatal de Morena, Roberto Pantoja Arzola está obligado a aclarar que no es “aviador” de la Secretaría de Educación Pública e incluso fue jefe de departamento en la administración del perredista Lázaro Cárdenas Batel, además de ser muy amigo de la ex secretaría de educación, Graciela Andrade, durante el sexenio del perredista Leonel Godoy y por cierto las oficinas del CDE de Morena son propiedad de Andrade Peláez.