Por Héctor Torres

Si, como denunciaron fuentes cercanas al caso de las mujeres embarazadas cuya salud se vio afectada en el Hospital Civil, todo se debió a una infección nosocomial, eso indica que las medidas sanitarias en el Dr. Miguel Silva están fallando, eso pone en riesgo de contraer algún padecimiento tanto a trabajadores como a pacientes y lo que debería hacer la secretaria de Salud, Diana Celia Carpio Ríos, es solucionar el problema y no andar buscando a quienes, supuestamente, filtran la información para tomar represalias en su contra.

La secretaria de Salud, Diana Celia Carpio Ríos, minimizó el caso de las mujeres embarazadas del Hospital Civil Dr. Miguel Silva, al catalogarlo como un “evento adverso” a la aplicación de anestesia, pero hay quienes la desmienten y afirman que la infección fue nosocomial, es decir que la contrajeron en el nosocomio.

La Norma NOM-045-SSA2-2005 establece los criterios y las medidas que se deben tomar para evitar las infecciones nosocomiales como, entre otras, desde el lavado de manos, respetar las áreas quirúrgicas y los tiempos entre una cirugía y otra en la misma sala, el adecuado uso del uniforme quirúrgico y cumplimiento de las barreras de protección universal que es el uso de gorro, cubrebocas y guantes.

Es de resaltar que cuando hay apego a la normatividad disminuyen los riesgos de infección nosocomial a la que esa norma define como  la multiplicación de un patógeno en el paciente o en el trabajador de la salud que puede o no dar sintomatología, y que fue adquirido dentro del hospital o unidad médica.

De tal manera que la secretaria de Salud Diana Celia Carpio Ríos debe enfocar sus energías en la solución a ese problema y no andar tras las huellas de quien, según las autoridades de salud, filtra la información para aplicarles las represalias de un gobierno que se jacta de respetar  los derechos humanos.

No busque informantes o filtradores de información y póngase a trabajar, Doña Celia, cuando las cosas están bien no hay nada que temer ni ocultar, trabaje.

Doña Celia póngase a trabajar, a solucionar problemas como el narrado, como la falta de medicamentos, hay quien tuvo que comprar hasta una aguja para un paciente porque ahí no tienen nada.

Céntrese en eso Doña Celia, y no ande buscando en quien descargar su inoperancia, a quien aplicarle represalias, esto corresponde a ineptos y, ¿usted no es, o sí?