Desde el Congreso del estado al gobernador Silvano Aureoles Conejo ya le salió su Chapulín Colorado y es que Adrián López Solís salió en defensa del mandatario al decir que no se va a permitir que los llamados “súper delegados” – aunque en realidad son coordinadores de delegados, papel que en el gobierno anterior ejercían los delegados de la Secretaría de Gobernación- mangoneen al Gobernador. El buen Adrián López está en su papel de defensor de Aureoles Conejo, faltaba más, aunque ayer, como Secretario de Gobierno, y hoy, como diputado, dejó y deja mucho que desear. Zapatero a tus zapatos.