Morelia, Mich. Presidida por Germán Oteiza Figaredo, la empresa Grupo de Oro se caracteriza por ser socialmente responsable y su huella, en este sentido, se encuentra en las áreas recreativas infantiles que ha construido en las comunidades más necesitadas, en canchas de futbol e, incluso, en el espacio de oración edificado en el Centro de Readaptación Social David “Franco Rodríguez”.

Con Germán Oteiza Figaredo al frente, Grupo de Oro tiene, como parte de las actividades que realiza, como empresa socialmente responsable, contribuir activamente en el entorno social donde se ubican sus filiales.

Es por ese espíritu y compromiso social que Grupo de Oro, al estar presente con obras en varios estados de la república, construye y habilita de forma gratuita, áreas infantiles donde los niños pueden jugar de forma segura.

Derivado del status que le da ser una empresa socialmente responsable, Grupo de Oro, presidida por Germán Oteiza Figaredo, ha  construido áreas de juegos infantiles en estados como Guerrero, Nayarit, Hidalgo y, por supuesto, Michoacán, en los que los niños de las comunidades más alejadas y con alto grado de marginación pueden disfrutar de estos juegos.

Asimismo, ha contribuido con la construcción de canchas de futbol en Michoacán y Guerrero propiciando que los jóvenes se involucren en el deporte y alejarlos de problemas de adicción o violencia.

Es de destacar que Grupo de Oro apoyó la construcción de un Espacio de Oración en el Cereso David Franco Rodríguez, conocido como Mil Cumbres,  con el objetivo de apoyar la espiritualidad humana de los internos de este penal.

Germán Oteiza Figaredo y Grupo de Oro tienen una visión fundamentada en el compromiso social con políticas, programas, toma de decisiones y acciones que benefician, no sólo al negocio, sino también a la comunidad en donde está ubicado.