• Mariana Rivera Serrano y Aide Vargas Caro, investigadoras del IIEL del Congreso local, impartieron la cuarta conferencia dentro del Seminario “Práctica Parlamentaria”

Morelia; Michoacán, 2 de julio de 2018.- Resulta de suma importancia el trabajo que desempeña la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, ya que es dentro de dicho órgano conformado por diferentes ideologías e intereses, en donde se realizan los acuerdos legislativos, para que pueda transitar el trabajo parlamentario, siempre que no se traspase el marco de sus atribuciones, coincidieron las investigadoras Mariana Rivera Serrano y Aide Vargas Caro, en la conferencia “Practica Parlamentaria en el Congreso del Michoacán”.

En el marco del desarrollo del Seminario “Práctica Parlamentaria”, organizado por el Instituto de Investigaciones y estudios Legislativos del Congreso del Estado, en coordinación con la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la que fue la cuarta sesión, las especialistas hicieron un recorrido por la transición histórica de lo que fue la Gran Comisión para convertirse en la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), la cual conservó las mismas facultades y atribuciones.

Destacaron que el surgimiento de la JUCOPO, anteriormente Gran Comisión, fue para crear un contrapeso en las responsabilidades legislativas con la Mesa Directiva, máximo órgano del Poder Legislativo hasta entonces, por lo que hacía falta y una balanza en el ejercicio parlamentario, coincidieron las conferencistas.

En este sentido, Mariana Rivera Serrano expresó que si bien es el órgano con mayor peso dentro del Congreso local, por su pluralidad en su integración ya que en ella se encuentran las voces de cada uno de los partidos políticos que integran la Legislatura, su actuar no debe violar la práctica parlamentaria, con el afán de dar salida a algún tema.

Ejemplificó con las reformas a la Ley de Educación del Estado, que al tratar de sacar el asunto, no se tomó en cuenta la práctica parlamentaria, lo que trajo grandes consecuencias al grado de limitar al Congreso local y no poder hacer reformas en la materia.

Por su parte, Aide Vargas Caro señaló que la práctica parlamentaria se rige por la vida teórica de las instituciones, la vida práctica, pero también debe estar presente la vida ética, es decir la responsabilidad del actuar de cada uno de los funcionarios, tiene mucho que ver en la efectividad y desempeño del Congreso del Estado.

Finalmente, Francisco Castelazo director del IIEL les otorgó un reconocimiento las ponentes por su participación en el seminario, e hizo una invitación a asistir el próximo viernes en punto de las 11:00 horas, en las instalaciones de la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.