Por Héctor Torres

La regidora María Guadalupe Alcaraz Padilla recorrió estaciones de servicio donde se entrevistó con ciudadanos que le expresaron su inconformidad, desaliento por el desabasto de combustible y la falta de información fidedigna por parte de las autoridades.

Dijo que son solamente cinco pipas las que se presumía que arribarían hoy, pero nadie sabe con certeza que eso ocurrirá, y aseveró que un día antes atestiguó la enorme fila de autos, cuyos conductores estuvieron desde las dos de la madrugada con la esperanza de adquirir el combustible.

En la gasolinera le indicaron que no saben si las pipas les llegarán, porque ellos no son los que determinan dónde van a llegar y ante el desabasto dijo que hay desinformación por parte de las autoridades responsables del suministro del combustible.

Las personas acuden de una gasolinera a otra ante el rumor de que arribarán pipas con combustible, pero resulta falso porque nunca llega.

Los ciudadanos se han organizado para que en las gasolineras que tienen combustible todo se lleve en orden.

Lamentó que visitantes de Zacatecas, Guadalajara, Guanajuato, entre otros, hayan quedado varados por el desabasto de combustible.

La regidora sostuvo un diálogo abierto, franco con varios ciudadanos, uno de los cuales denunció que policías estatales se metieron a la fuerza para que les surtieran el combustible, sin importarles que varias personas llevaran horas haciendo fila, esperando su turno para surtir sus unidades.

No hay información que se pueda tomar como fidedigna, son rumores los que circulan en las redes sociales.