Morelia, Mich. – Nueve días de intensa actividad artística en la Espartaqueada Cultural Nacional han concluido este domingo en el auditorio “Clara Córdova Morán”, de Tecomatlán, cuna del Movimiento Antorchista, en la que más de 22 mil 305 niños, jóvenes y adultos demostraron que el pueblo distribuido en el campo, en las colonias y en las escuelas tienen todo el talento para crear arte, arte brindado al pueblo.

En este sentido, Michoacán no fue la excepción, pues con cerca de mil 500 artistas en escena, en cada una de las disciplinas y categorías expuestas en los escenarios tecomatecos, logró posicionarse en el cuarto lugar de la tabla general con dos primeros lugares, nueve segundos lugares y siete terceros lugares, obteniendo un total de 119 puntos en música, poesía, oratoria, danza y baile.

Alberto Flores Mendoza, responsable estatal de la Comisión Cultural y Deportiva, mencionó que la mayoría de los competidores michoacanos no son artistas profesionales, son en su mayoría jóvenes y maestros que estudian en escuelas impulsadas por el Movimiento Antorchista a lo largo del estado; campesinos y amas de casa cien por ciento antorchistas, y otros, dijo, amigos del antorchismo que quisieron vivir la experiencia de competir en la vigésima edición de la Espartaqueada Cultural.

Grupos originarios de la Meseta Purépecha y la Cañada de los 11 pueblos presentaron las danzas que, hasta hoy, se siguen practicando en sus pueblos, por lo que, más allá de buscar obtener una medalla, llevaron sus tradiciones para compartirlas con los cientos de espectadores que llenaron el auditorio “Clara Córdova” y el “Foro Sol”; aprovechando ese espacio creado por Antorcha para impulsar y preservar las culturas indígenas, que aún a pesar de los cambios bruscos en la sociedad, conservan sus raíces y las siembran en las nuevas generaciones.

En palabras del líder nacional del Movimiento Antorchista, Aquiles Córdova Morán, la juventud juega un papel importante en las Espartaqueadas “fue un festival de la juventud”, dijo, pues se presentaron miles durante toda la semana, mostrando su talento en las artes y dejando a un lado factores nocivos para su desarrollo, como las drogas y el alcoholismo, para que tengan un futuro grandioso, jóvenes con ciertas características que en conjunto les ayuden a ser mejores personas, al servicio del pueblo; “jóvenes sanos, jóvenes fuertes y jóvenes cultivados, eso quiere hacer Antorcha en la juventud.” Recalcó el líder antorchista.

Flores Mendoza agregó que el talento michoacano regresa a casa con más experiencia, con las ganas y el objetivo de continuar trabajando por la cultura, que, como lo dice Antorcha, dijo, “vaya dedicada al pueblo, llevarla a las comunidades y colonias más olvidadas, pero no solo para que la gente sea espectadora, sino para que la practiquen, para que salgan de los sitios más pobres, grandes bailarines, cantantes, poetas y oradores, que en próximas ediciones puedan llevar su talento y sus tradiciones a Tecomatlán, manifestando así que son parte del pueblo que pone en alto la bandera del antorchismo, en señal de un progreso verdadero.” Finalizó.