Un informe objetivo que reconozca los avances y pendientes que se tienen en Michoacán es lo que se espera del Tercer Informe de Gobierno de la administración que encabeza Silvano Aureoles Conejo, afirmó el coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la LXXIV Legislatura Local, Adrián López Solís.

Previo al informe, el líder de la bancada perredista manifestó que en Michoacán se ha logrado avanzar y superar las adversidades, ya que la administración estatal recibió un estado en incertidumbre, con graves problemas y no se tenía rumbo, lo cual se ha logrado revertir con un gobierno que trabaja cercano a los ciudadanos.

No obstante, reconoció que aún persisten rezagos en los que se tienen que redoblar esfuerzos para lograr salir adelante y garantizar la transformación y progreso de la entidad, en donde es fundamental el apoyo de los distintos sectores sociales, gobiernos municipales y Poderes.

“Para nadie es un secreto que este gobierno recibió una administración con graves problemas financieros, qué generan año con año un déficit de alrededor de seis mil millones de pesos, lo cual afectan al cumplimiento de pago de compromisos ordinarios; tema que ha sido complicado, pero en donde se ha puesto especial atención”.

Pese a la insuficiencia de recursos, – añadió- se han realizado esfuerzos importantes para impulsar el desarrollo de la entidad y lograr un estado estable, con certidumbre y rumbo.

Además existen rubros en los que se reportan avances importantes y se pueden observar, como lo es en la mejora de los servicios médicos con más hospitales y centros de salud, así como en materia educativa y en el terreno de seguridad, en donde se ha logrado recuperar territorios que estaban perdidos y salir de la crisis que tenía sumergido al estado.

Por lo anterior llamó a cerrar filas y hacer frente a los desafíos que se tienen para construir un mejor presente y futuro para las y los michoacanos. “Estamos a la mitad de un gobierno, en donde es oportuno hacer una reflexión sobre los logros qué se tienen, pero también de los pendientes y los cambios que se requieren. Todos podemos aportar desde nuestra trinchera en la construcción de un estado armónico, con progreso y justicia”.

“Luego de la crisis que se vivió en Michoacán en otras administraciones, hoy se vislumbra un panorama distinto, una ruta de estabilidad con signos de recuperación y crecimiento, por lo que no se puede, ni se debe bajar la guardia”.

“No podemos negar los avances que se tienen. El gobernador ha demostrado un trabajo intenso, ha logrado llenar los vacíos que existían pese a la insuficiencia de recursos y a los problemas de seguridad en los que recibió el estado. Hoy podemos afirmar que ha logrado encauzar temas prioritarios para que Michoacán avance, atendiendo a los distintos sectores sociales”.