.                     Orígenes…de la derrota.

Etelberto Cruz Loeza.

Para mi hija Rocío, por su XLV aniversario. ¡Felicidades!

La historia rara vez, ¡jamás!, llega a conocer a los jerarcas en toda su dimensión humana. Alguna vez dije que los nuestros son pueblos de mala memoria y que los políticos, lo que es cierto, tipos de poca palabra. César Darío. El Tiempo de la Ira. Luis Spota. Grijalbo

De mi colaboración anterior tomo su parte final: son juicios de María De Los Ángeles Moreno: Nos vamos  a recuperar como ya lo hemos hecho en ocasiones anteriores; ahora debemos trabajar para entender cómo se debe gobernar. La corrupción fue un elemento vital en la decisión que tomaron los ciudadanos.

Pesaron como un estigma los muchos casos de corrupción que se presentaron entre gobernadores, de lo cual no se puede excluir lo que se dio con el presidente. No hubo manera de zafarse de esto ni del estigma que fue creciendo día con día.

No soy de la idea  de que la responsabilidad caiga solamente en el PRI, hay que poner el ojo en lo que ha pasado en los años recientes. El PRI no está muerto, no se olviden que es el creador de las instituciones nacionales.

Es importante considerar que no todo es de blancos y negros, y que no se pierde todo ni se gana todo. Deberá llegar el tiempo de los balances razonables.

En cuanto al presidente, los secretarios de Estado deben salir en defensa de su jefe. Hasta ahora no lo han hecho. (No le sobra ni le falta una coma. Ciertas sus palabras. Y sus letras y espíritu, son objetivos, cercanos y legítimos).

1ª           Cierto, el PRI se ha repuesto varias ocasiones – desde la elección de Carlos Salinas de Gortari, 1988, la del 2000, y su intermedia; la del 2006 y su intermedia – y si en los años en los que tuvo el Supremo Poder no aprendió a gobernar, cuando no lo tuvo, menos y ahora que está en la lona –como nunca en las ocasiones anteriores – tal vez, aprenda mucho menos. Ahora perdió el Poder: Ejecutivo y Legislativo y casi, casi, el partido, repitiendo los efectos político electorales y partidistas del mal gobierno de Luis Felipe Calderón Hinojosa.

2ª           La corrupción – y su gemelo, la impunidad de la que se hizo gala – le peso al PRI como al alcohólico, la primera cerveza: mil toneladas.

3ª           La pasividad, el No Contest y/o no credibilidad y desconfianza sobre las explicaciones difundidas por los voceros presidenciales de los casos de las Casas Blancas. Fue ese tremendo, terrible y enorme problema de comunicación que el área de comunicación del Ejecutivo no atendió y si atendió, fue improductivo y pesó en progresión exponencial   (tal vez, aun teniendo la razón y la verdad, la presidencia de la República juzgó inútil=estéril cualquier acción para justificar=lavar esos hechos. Su indefensión fue evidente), que junto con los calientes casos de gobernadores detenidos, prófugos, enjuiciados, extraditados y/o impunes, fueron una loza imposible de remover y cambiar: 2 caballos del apocalipsis: Corrupción e Impunidad. Coincido con ella. ¡Ni pa’dònde hacerse! (Aunque hubiera sido fácil: meterlos a todos en la cárcel y permitir la búsqueda en los expedientes de compraventa de los inmuebles y, finalmente, transparentar todo el caso de los 43 normalistas desaparecidos. Qué importaba que ahí se dijeran nombres! ¡Qué importaba que se mostraran-dijeran bestialidades sobre el destino final de los normalistas! ¡Por escrúpulos moralistas se dejó crecer la bola de nieve! ¡Y el alud se llevó todo!)

4ª           Cierto: todos, todos los partidos políticos están ahogándose  dentro del foso de la corrupción. (Coincido con la Sra. Amalia García, exfundadora del PRD, ex gobernadora de Zacatecas y ex perredista: “La crisis de los partidos es de todos. ¿Cuál partido no está en crisis en este momento? ¿Cuál no mostró un agotamiento? Hay una crisis del sistema de partidos en nuestro país. Pero si vemos lo que ha sucedido en España, Francia, también hay una discusión incluso en los Estados Unidos; a partir de la elección de Donald Trump, los propios republicanos no se sienten representados. Entonces, siendo la democracia un modelo del cual forman parte los partidos políticos, hay un gran debate a nivel mundial sobre qué es lo que está sucediendo y cuáles son las vías para consolidar una representación de los ciudadanos organizados que pueda contribuir a la calidad democrática”).

5°          Se dice-acepta que el Poder tiene varias cualidades, entre ellas que se ejerce, se disfruta y se abusa. Y todos los partidos políticos y sus protagonistas abusaron hasta la exageración y mostraron desprecio hacia  la sociedad, hacia la moral pública y estado de Derecho.

6ª           Igualmente, el  PRI no está muerto, pero, sin líder o líderes, ¿quièn-quiènes lo salvarán? Tiene sus organizaciones y  estructura intactas y  a su favor el tiempo – que colocará a cada quien en su lugar – y la ¿segura /eventual, creciente decepción y frustración?, de su militancia y de la sociedad ante la visión y percepción de su equivocación.

7°           También que es el creador de las instituciones, del desarrollo y progreso del país y de la evolución y cambio de la sociedad nacional, que serán los productos político-histórico- sociales que, inmediatamente, tratará  de destruir Andrés Manuel.

8ª           Indiscutible: no se pierde todo, ni se gana todo – y complemento, ni siempre se pierde, ni siempre se gana – . Sí hay bastantes tonos de grises y de negros.

9ª           Coincido con ella: los secretarios deben salir en defensa de su jefe: el presidente de la República,  pero no lo han hecho. ¿En algún momento lo harán? Imposible saberlo. Si no lo hacen,  eso será equiparable a deslealtad y ¿traición?

René Juárez Cisneros, el emergente presidente del PRI nacional, al presentar su renuncia aseveró: del tamaño de la derrota tendrá que ser nuestra transformación. Tenemos que escuchar a la militancia, ellos son a quienes les toca hoy hablar. El PRI está alejado de sus bases e infiltrado por la simulación. Nunca se leyó de manera correcta los procesos históricos de 1968, 1988,1997, 2000, y 2006, así como la pérdida de la gran oportunidad que representó 2012.Deseo ver un PRI alejado de la soberbia y el burocratismo; un PRI democrático, que interprete la realidad social con dirigentes sensibles. Construyamos esa unidad desde la democracia interna, de abajo hacia arriba; desde los estados hacia el centro.

¡Ni qué agregarle! ¿Las autoridades y protagonistas políticas surgidas del PRI lo escucharán, lo entenderán, lo aceptarán o continuarán simulando que saben, pero mostrando que no saben que no saben, ni entienden que no entienden?

(Por cierto Don Jesús Reyna García, sujeto a un sui géneris y opaco proceso, en sus liderazgos estatales del PRI,  evitó dispersión y atomización del PRI michoacano en las derrotas nacionales, y estatales, y mantuvo su militancia, cohesión, fuerza, peso y poder en sus derrotas en el territorio michoacano. Y eso, no cualquiera lo hace. No es fácil.)

Aceptando que los líderes se forman y que es proceso largo, se requiere un líder ya hecho,  que convoque, cohesione, unifique y genere fuerza, fortaleza y peso políticos. ¿Hay, en todo el PRI, alguno? No conozco la respuesta.