¿Por qué tan serios?

Terminadas las campañas y ya dictaminado el proceso electoral, es justo darle la despedida a algunos de los contendientes con sus propias palabras, parodiándolos. En primer lugar a Alfonso Martínez Alcázar y su ya célebre “sin Alfonso es mejor” y los nefastos Antonio Ixtláhuac Orihuela y Xóchitl Gabriela Ruiz González con su “políticos que ya tuvieron su oportunidad, políticos en decadencia” y eso, para ellos, es un espejo porque no han hecho nada en los cargos de elección popular que han ostentado y son políticos en decadencia.  El ciudadano los puso en su lugar.