Morelia, Michoacán, a 10 de julio de 2018.- Del 21 al 31 de julio, Santa Clara se viste de fiesta ya que  llevará a cabo su LIII Feria Nacional del Cobre, así como el LXXIII Concurso de Cobre Martillado que presentará categorías de Maestros Artesanos y Nuevos Valores con las ramas: Jarras, floreros, centros, ollas de aro, fruteros, platos y platones, cazos, charolas y joyería.

 

Entre las actividades que se tendrán en la LIII Feria Nacional del Cobre 2018,  destacan el desfile en el cual participan todos los sectores del municipio como son: el artesanal, gastronómico, el prestador de servicios y algunos industriales, como es la empacadora de aguacates Coleman, entre otros estará la asociación de caballos de Santa Clara del Cobre.

 

Otro de los atractivos de la Feria será el corredor gastronómico en el que estarán presentes todos los platillos típicos de Santa Clara y la región de tal manera que, todos los visitantes podrán degustar los platillos emblemáticos de la región en un solo lugar.

 

Este evento que se ha realizado cada año sin interrupción, resultando un escaparate al que se dan cita los artesanos para demostrar la habilidad que tienen para lograr verdaderas obras maestras, prueba de ello es la elaboración del Pebetero Olímpico de 1968 en México. Una pieza de cobre es la culminación del trabajo del artesano cuando le dedica su amor y el tiempo para lograr la pieza que le dará sustento económico, así como el orgullo de realizar obras de arte con sus propias manos.

 

Santa Clara del Cobre no es solo artesanía, pues es una población reconocida por sus personajes ilustres como es el escritor michoacano Don José Rubén Romero que llevó de su mano las aventuras de Jesús Pérez Gaona, en su novela “La vida inútil de Pito Pérez”, un personaje pintoresco de la población.

 

Es importante destacar que el principal atractivo turístico de Santa Clara del Cobre es la actividad artesanal, con sus talleres que el turista curioso no podrá dejar de visitar.

 

La iglesia principal dedicada a la Asunción de María que se festeja el 15 de agosto y fue fundado por las monjas clarisas, aún se puede observar su fachada  original de estilo barroco. Resalta la plaza con su típico kiosco, bancas y maceteros de los  portales elaborados con cobre que le da un peculiar atractivo. La comida típica de la región es el carnero o pollo a la artesa (la carne se adereza con condimentos y verduras, se coloca en una artesa y se cuece en el horno).

 

El Museo Nacional del Cobre es uno de los espacios más visitados de Santa Clara donde se pueden apreciar distintas obras de indescriptible belleza artística elaboradas en cobre.

 

Monumento a Lázaro Cárdenas, también hecho en cobre, fue elaborado y colocado para la inauguración de un camino empedrado que comunica a Santa Clara con el poblado de Zirahuén a finales de la década de los ochentas.

 

Muy cerca de Santa Clara se encuentra Zirahuén a donde se puede llegar por dos vías, retomando la carretera a la ciudad de Pátzcuaro y desviándose rumbo a Uruapan o bien, por la calzada de Santa Clara a la población que toma el nombre del lago de aguas cristalinas, Zirahuén que en el idioma purépecha, significa Humo donde se podrán encontrar lugares para comer, renta de cabañas y lanchas para pasear en el lago.

 

A 3 km. de Santa Clara, rumbo a Pátzcuaro, esta población de Opopeo  que se caracteriza por la fabricación de muebles de madera y textiles, resaltando la Feria de la Silla en el mes de octubre.

 

A la llegada del humanista Vasco de Quiroga, enseñó y proporcionó medios para el perfeccionamiento del trabajo del cobre. Como sacristán honorario de la parroquia de este lugar, estuvo el Padre de la Patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla, honrando nuestro pueblo en el año de 1788. En Santa Clara del Cobre en 1964 se llevó a cabo el primer Concurso de Cobre Martillado y en 1965 se celebró la primera Feria Nacional del Cobre, piezas que por su belleza, han trascendido a nivel nacional e internacional.

 

Santa Clara está ubicada en una región montañosa que forma parte de la Sierra Madre Occidental, con bellísimos paisajes rodeados de ojos de agua, con huertos de peras, duraznos, membrillos, perones, capulines, ciruelas y aguacates. Se localiza al centro del Estado a 70 km de la capital del estado ubicado al norte con Pátzcuaro.