•Responde la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador a petición de las universidades con crisis financiera.

Resultado de las intensas gestiones que durante las últimas semanas mantuvieron los rectores de las universidades públicas estatales en crisis financiera, esta noche el Gobierno de la República anunció la canalización de recursos económicos extraordinarios para las instituciones de educación superior, entre éstas la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

El rector de la Casa de Hidalgo, Medardo Serna González, informó que como resultado de la reunión con el subsecretario de Educación Superior de la Secretaría de Educación Pública, Luciano Concheiro, y el oficial mayor de la propia dependencia, Héctor Garza, se definieron los montos de recursos extraordinarios que se asignarán a cada una de las universidades presentes, UAN, UAZ, UABJO, UJAT, UAEMex, UAEMor y UMSNH.

Las instrucciones fueron directamente del licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, a quien le agradecemos su valioso y trascendental apoyo a nuestras Casas de Estudios, mencionó el rector nicolaita.

“En los últimos 15 días de intenso trabajo, logramos este importante apoyo para la comunidad Nicolaita, con la participación de muchos aliados de la Casa de Hidalgo como diputados federales y locales de nuestra entidad, dirigentes sindicales y el Honorable Consejo Universitario, a quienes les agradezco todo su apoyo”.

Nos comprometemos a seguir trabajando con calidad y gran compromiso social, en favor de nuestros 55 mil estudiantes, de Michoacán y de México, refirió Serna González.

“Estamos a punto de firmar los convenios correspondientes con el Gobierno Federal, en las instalaciones de la SEP. Estaremos, por lo tanto, a la espera de iniciar, a la brevedad posible, el proceso de transferencia de recursos a nuestra Casa de Estudios para determinar y darles a conocer, con precisión, las fechas de pago de salarios y aguinaldos”, informó.

Agradeció a toda la comunidad Nicolaita, que con gran cariño y madurez mantuvieron a la Casa de Hidalgo de puertas abiertas, cumpliendo cabalmente sus funciones sustantivas.