En serio, el gran déficit financiero en el que está sumida la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo, la miopía política del rector MEDARDO SERNA GONZÁLEZ y la encarnizada lucha por la sucesión en la rectoría que deberá culminar el 8 de enero del 2019, proyectan un negro y tétrico panorama para nuestra máxima casa de estudios, en este cierre del 2018.
En este gris panorama universitario, tiene que ver muchísimo los sindicatos universitarios, cuyos integrantes se niegan a modificar el régimen de pensiones y jubilaciones, condición sine qua non el estado, léase gobierno federal y gobierno estatal, no están dispuesto a otorgar los recursos necesarios para salvar el escollo financiero que años con año, tiene que superar la universidad.
No tengo la menor duda que, los sindicatos universitarios están en su derecho de defender a capa y espada lo que consideran “conquistas sindicales”, como son la serie de prestaciones que a lo largo de su historia han logrado, pues, aunque duela, los menos culpables de que tengan ese tipo de prestaciones sociales, son los propios sindicatos.
¿QUIENES SON LOS RESPONSABLES DE LA CRISIS?
Los verdaderos culpables de la debacle financiera que hoy sufre nuestra universidad, han sido aquellos que, portando la investidura de rector, no tuvieron el valor civil de decir no a tiempo, por el contrario, una gran dosis de cobardía los llevó a decir siempre que si, a las demandas de los dirigentes sindicales en turno, ante el pánico que les causaba el que, por negarse a otorgar más a los sindicatos, se generara un conflicto.
GENOVEVO FIGUEROA ZAMUDIO 1976-1979; FERNANDO JUÁREZ ARANDA 1979-1983; CUAUHTÉMOC OLMEDO ORTIZ 1983-1985; RAÚL ARREOLA CORTÉS 1985-1986; LEONEL MUÑOZ MUÑOZ 1986-1990; DANIEL TRUJILLO MESINA 1990-1994; SALVADOR GALVÁN INFANTE 1994-1998; JOSÉ NAPOLEÓN GUZMÁN ÁVILA 1998-1999; MARCO ANTONIO AGUILAR CORTÉS 1999-2003; JAIME HERNÁNDEZ DÍAZ 2003-2007; SILVIA MA. CONCEPCIÓN FIGUEROA ZAMUDIO 2007-2011; SALVADOR JARA GUERRERO 2011-2014; JOSÉ GERARDO TINOCO RUIZ 2014 Y MEDARDO SERNA GONZÁLEZ 2015-2019.
Estos son los nombres, que, en mayor o menor medida, poco a poco construyeron la debacle financiera de nuestra máxima casa de estudios, son los nombres de quienes ocuparon el cargo de rector y quienes, por temor, miedo, cobardía o de plano contubernio, dijeron sí a las demandas de los trabajadores, sin pensar en el futuro y en el barril sin fondo que constituirían las prestaciones demandadas y otorgadas.
REFORMAR SISTEMA DE PENSIONES Y JUBILACIONES
Hoy, el estado exige a los trabajadores universitarios, académicos y administrativos, dar marcha atrás a sus conquistas obtenidas legítimamente, como pena por el actuar irresponsable de quienes usufructuaron el cargo de rector y pareciera que están “encajonados” en la disyuntiva de ceder o profundizar la crisis.
A lo anterior, habrá que sumarle, la inexperiencia política del actual rector MEDARDO SERNA GONZÁLEZ, quien, por esa miopía política, no solo no ha logrado superar los escollos y conducir a la universidad por el camino de la solución a su crisis financiera, por el contrario, se ha enfrentado inocentemente a los órganos del estado, particularmente al congreso y al titular del poder ejecutivo estatal.
Solo para darnos una idea de los apoyos extraordinarios que el gobierno del estado ha otorgado a la Universidad, debemos anotar que, en el 2015, le dieron casi 519 millones de pesos, en el 2016 el gobierno estatal le dio casi 383 millones y en el 2017 casi 166 millones de pesos, cantidades todas con el carácter de “apoyos extraordinarios” independientemente del presupuesto ordinario aprobado por el congreso del estado.
1068 millones de pesos de parte del gobierno estatal y otra cantidad igual o mayor de parte del gobierno federal, no han sido suficientes como para que el rector SERNA GONZÁLEZ, afine sus políticas de gestión financiera ante el estado y la federación, por el contrario, ha sido el enfrentamiento, la descortesía política y la falta de sensibilidad, la conducta del actual rector.
Ya lo habíamos comentado a ustedes en entregas anteriores, el error político de no consensar con el gobernador SILVANO AUREOLES, su “entrega política” al nuevo gobierno federal que, a partir del 1 de diciembre próximo, encabezará el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, a pesar de saber que el nuevo gobierno, le podrá ayudar a partir de ese 1 de diciembre y la crisis financiera estallará en el mes de septiembre.
LA SUCESIÓN EN LA RECTORÍA
Un ingrediente más, que viene a agravar la situación de nuestra universidad, es la sucesión en la rectoría, pues es de todo universitario sabido, que el próximo 7 de enero del 2019, se designará a quien suceda en el cargo a MEDARDO SERNA GONZÁLEZ, cuyo proceso electivo iniciará a finales del mes de octubre o cuando tarde, en los primeros días del mes de diciembre de este año.
Tres serían las fuerzas políticas, que, desde el punto de vista de este escribidor, incidirán en la designación del nuevo rector nicolaita, siendo desde luego, el gobernador del estado uno de esos interesados, pues el control sobre la universidad es una ambición de cualquier político y el ejecutivo estatal no es la excepción.
En los círculos cercanos al titular del ejecutivo estatal, no pasan desapercibidos los afectos que el gobernador AUREOLES CONEJO dispensa a la actual coordinadora de la Investigación Científica de la Universidad Michoacana, la DRA. IRERI SUAZO ORTUÑO, quien, desde luego, es una de las candidatas naturales a ocupar la rectoría nicolaita impulsada por AUREOLES CONEJO.
El gobierno federal y el Partido Revolucionario Institucional, son otra de las fuerzas políticas con interés manifiesto, aunque lo callen, siendo su adalid en esta lucha, el ex rector SALVADOR JARA GUERRERO, quien no ha desmentido su preferencia por impulsar al Contador Público MIGUEL LÓPEZ MIRANDA, cuya trayectoria pública tiene sus claro oscuros, aunque también el DR. SALVADOR GARCÍA ESPINOSA, actual secretario general de la UM, también tiene su corazoncito y también goza del impulso de JARA GUERRERO.
Finalmente, el nuevo gobierno de la república, que también tiene su interés en tener control político en la Universidad Michoacana, tiene a varios operadores políticos, que, ante la necesidad de recursos extraordinarios, han logrado penetrar en los terrenos nicolaitas, entre ellos, el ex gobernador LEONEL GODOY RANGEL, quien, sin tapujo alguno, estaría impulsando a la actual secretaria de difusión cultural de la Michoacana MAESTRA NORMA LORENA GAONA FARÍAS.
Claro, faltaría considerar a dos personajes más del nuevo gobierno, que pudieran incidir en la vida universitaria y particularmente en la sucesión rectoril, a saber, el senador electo CRISTOBAL ARIAS SOLIS quien sabe perfectamente que significa controlar la universidad y el nuevo virrey ROBERTO PANTOJA ARZOLA, que ya ha tenido contacto con el rector SERNA y ha sido conducto de algunos ofrecimientos del nuevo gobierno.
En opinión de este escribidor, este sería el oscuro panorama que, en estos últimos meses del 2018, enfrentará la Universidad Michoacana de san Nicolas de Hidalgo, cuya solución no se ve cercana, por el contrario, la lucha por lograr su control a través de la rectoría, agravará las cosas. Al tiempo…