Por Héctor Torres

Niños con capacidades diferentes que acudían a la eliminatoria de la competencia de atletismo en Colima, se quedaron varados varados en Sayulita, Jalisco, debido a que la Cecufid les proporcionó un autobús de tercera, en malas condiciones.

Los padres de los menores se encuentran desesperados porque no encuentran la manera de sacarlos de esa situación y llevarlos a su destino, Colima, Colima, o que regresen a Morelia.

Denunciaron que no es la primera vez que una situación como la que están viviendo hoy ocurre y es que la Cecufid lo que busca es ahorrarse dinero y por eso no los apoya con un medio de transporte en mejores condiciones.

No les importa lo que les pueda suceder a los niños, lo único que les interesa es ahorrar recursos.